Día mundial del reciclaje

El 17 de mayo ha sido declarado por la UNESCO como Día Mundial del Reciclaje. Este día es una oportunidad para recordar la estrategia de los 3-RV (reducir, reutilizar, reciclar y valorizar) que tiene como objetivo reducir los desperdicios de los recursos del Planeta, bajando al mismo tiempo la cuantidad de desechos producidos gestión de los residuos domésticos. Pero antes que nada, ¿por qué es importante que Allpa hable de la gestión de residuos? La razón es simple: la producción y gestión de los residuos domésticos genera emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que contribuyen directamente al cambio climático. En las zonas de intervención de Allpa, se sienten muchos impactos negativos del cambio climático. Este tema es central para las actividades de desarrollo rural y agroecología de Allpa. En particular, el tercer foro Formagro, que tendrá lugar en junio en Huraz, se centrará en el tema: Foro adaptación al cambio climático desde los sistemas agropecuarios andinos.

La generación de residuos está aumentando y su gestión genera grandes cantidades de gases de efecto invernadero (GEI). A estas emisiones hay que añadir los GEI emitidos durante los distintos procesos de producción de bienes y todo lo demás. A lo largo del ciclo de vida de un producto, se emiten GEI en varios momentos:


1. La materia prima es la principal fuente de emisiones de GEI. Los procesos industriales de extracción, transformación y transporte de materias primas son altamente emisores de GEI.


2. El proceso de fabricación es generalmente muy intensivo en energía, lo que requiere la producción de energía con emisiones de gases de efecto invernadero.


3. El envasado y sobreembalaje de productos con plástico de un solo uso hecho a base de petróleo también requiere mucha energía para su fabricación y, por lo tanto, emite grandes cantidades de gases de efecto invernadero.


4. La disposición de la propiedad cuando se convierte en residuo, la gran mayoría de la cual es enterrada o quemada, vuelve a generar grandes cantidades de GEI como el methano y el dioxido de carbono.




Por estas y otras razones, la promoción y aplicación de la estrategia de las 3RV es esencial para proteger el medio ambiente y luchar contra el cambio climático. De hecho, estas estrategias ayudan a reducir el consumo de petróleo y agua, las emisiones de los GEI y el consumo de energía, evitando al mismo tiempo la producción de toneladas de residuos. Aplicar la estrategia de 3RV significa cuestionar sus acciones cotidianas y pensar en sus consecuencias sobre el medio ambiente. Finalmente, el orden de presentación de las 3 RV es importante, ya que va desde la estrategia más eco-responsable hasta la que requiere más energía.



1. Reducir


La reducción del consumo es la primera R de la estrategia. Se trata de tener cuidado con el modo en que consumimos. Por ejemplo, podemos reducir nuestro consumo de electricidad, transporte, de productos de un solo uso y de materiales residuales. Para reducir la cantidad de empaques que compramos y que luego, botamos, se puede comprar alimentos a granel o ligeramente envasados, o se puede elegir productos que van a durar en el tiempo. También, podemos tener costumbres más responsables en relación a los medios de transporte, usando, por ejemplo, los buses para movilisarnos en vez de usar el carro.


Cuando piensas antes de consumir, te das cuenta de que hay muchas alternativas para evitar el consumo de productos desechables. No comprar es el único enfoque que no tiene impacto en el medio ambiente. Por lo tanto, antes de consumir, es importante hacerse la siguiente pregunta: ¿lo necesito realmente?



2. Reutilización


La reutilización es la segunda R de la estrategia. Se trata, por tanto, de alargar la vida de un objeto o bien de consumo utilizándolo tantas veces como sea posible antes de tirarlo o reciclarlo. Los ejemplos de reutilización son ilimitados y dependen sólo de nuestra imaginación. Se trata de dar una segunda vida a los productos o empaques Por ejemplo, usar repetidamente un recipiente de plástico, dar ropa que ya no le queda bien o usar un objeto de cualquier otra manera que no sea su uso principal son maneras de reutilizar un objeto.


La reutilización ayuda a reducir la cantidad de residuos y es una fuente de ahorro para nuestras finanzas.



3. Reciclar


El reciclaje es la tercera R de la estrategia. El reciclaje salva nuestros recursos naturales al recuperar materias primas y reintroducirlas en un proceso de transformación. Por lo tanto, el reciclaje cambia el propósito original. Sin embargo, esta opción depende en gran medida de la región, ciudad o municipio donde vivimos. Es un servicio público o privado que requiere una infraestructura especializada. Además, es la tercera R porque es el proceso que requiere más energía al recolectar y procesar materiales reciclables.


Sin embargo, el reciclaje permite transformar nuestros residuos en nuevos productos. Esto evita el desperdicio de los recursos naturales del planeta.


4. Valorizar


Por último, la V de la estrategia 3RV significa recuperación , es decir, el desarrollo de un material residual por medios distintos de la reutilización o del reciclado. Existen tres tipos de recuperación: la recuperación de materiales, como la reutilización y el reciclado; la recuperación orgánica, como el compostaje; y la recuperación de energía, como la creación de energía a través de la combustión.


El mejor ejemplo de recuperación de residuos orgánicos es el compostaje, que es un proceso natural que transforma los residuos orgánicos (plantas, frutas, verduras) en fertilizantes naturales y libres de productos químicos, ¡perfecto para la chacra!

Cuando no usamos la estrategia de las 3RV, nuestros desechos terminan quemados, enterrados o en la naturaleza. Una buena gestión de los residuos puede permitir consumir de una manera mucho más eco-responsable y sostenible para el planeta. La estrategia de las 3RV ayuda a reducir las emisiones de GEI que contribuyen al calentamiento global y el cambio climático.


¡Feliz día del reciclaje!


Posts à l'affiche
Posts Récents